Buscador de centros donde solicitar su cita previa DNI, cita previa ITV, hacienda, pasaporte, etc...
Noticias e información sobre cita previa.
Publicidad
Teléfono de información 11899
Teléfono de información telefónica 11899, disponible las 24 horas, a través del cual puede obtener toda la información. Servicio operado por agentes especializados desde España, disponible para operadores fijos y móviles. El precio del servicio es de cinco céntimos por segundo, impuestos incluidos. El servicio de información telefónica 11899 se presta por un operador independiente
Teléfono de información telefónica 11899
Llámenos, estamos para atenderle.
Teléfono 11899, a su servicio
Teléfono de información telefónica 11899

Un estudio avanza que un tercio de la población puede ser inmune al COVID-19 gracias a haber pasado el resfriado común

Publicado el - 31 Julio de 2020
Un estudio avanza que un tercio de la población puede ser inmune al COVID-19 gracias a haber pasado el resfriado común

Los glóbulos blancos, también llamados linfocitos, son los protectores que tenemos en nuestro organismo para combatir y erradicar todo patógeno que esté tratando de infectarnos. Existen muchos tipos de ellos y es el propio cuerpo quien los genera de forma periódica para ir comprobando que no estamos afectados por el virus que ese tipo de linfocito es capaz de derrotar, y si es detectada la presencia de dicha enfermedad, el cuerpo procede a generar millones y millones de esos glóbulos blancos como medida de respuesta.

Los estudios acerca del coronavirus son bastante claros en lo que respecta a qué tipo de linfocito lo combate con mayor eficiencia, concretamente el linfocito T, sobre todo tras demostrarse que los anticuerpos, o células especializadas en combatir una enfermedad concreta de forma directa y muy eficaz, tienden a desaparecer tras pocos meses de haberse contraído la enfermedad.

Un nuevo estudio llevado a cabo por médicos del hospital Charité de Berlín y el Instituto Max Planck de Genética Molecular ha rematado que hasta el 35% de los que participaron en la investigación poseen en sus cuerpos estas células que los hacen inmunes frente al COVID-19 incluso sin haber pasado la enfermedad, una auténtica proeza.

¿Y cómo es eso posible? Pues según parece, merced a los resfriados comunes estacionales que dada su alta capacidad de mutación, hasta una quinta parte de ellos estarían provocados por varios tipos de coronavirus y que habrían podido entrenar al organismo para estar preparado de cara a una infección por el temido SARS-CoV-2. Esos datos prospectan que las células T ya existentes en esas personas se adquirieran a causa de infecciones previas con la gripe o resfriado endémico.

Evidentemente, este descubrimiento abre unas puertas muy importantes en relación a próximos estudios y para establecer futuras estrategias de inmunización de la población. Además, facilitaría enormemente alcanzar la ansiada inmunidad de grupo tras llegar a desarrollar y distribuir las vacunas.

Patógenos similares para los linfocitos

El cómo se llegó a las conclusiones esas fue merced a que el equipo de investigadores pudo aislar las células inmunitarias de un grupo de 18 pacientes afectados por el COVID-19, aparte de otros 68 voluntarios que no habían pasado la enfermedad. Luego, se procedió a estimular dichas células empleando fragmentos de la proteína espiga del SARS-CoV-2, una característica típica del virus, justo la que le da esa forma de corona.

Tras esa estimulación, el 85% de los linfocitos T procedentes de los enfermos de coronavirus se activaron al palpar los fragmentos de proteína espiga, mientras que en el otro colectivo se activó en un 35%. El éxito del primer grupo no fue del 100% a causa de ser un sistema in vitro que implica un entorno antinatural. Lo verdaderamente sorprendente fue constatar que el segundo grupo de no infectados también reaccionó ante las espigas, dando por sentado que ese 35% podría ser del 50% en caso de no ser in vitro.

Según el comité de investigación, los linfocitos T no solo se activan ante un patógeno concreto, sino que actúan en virus que sean análogos a los que conoce, lo que hace pensar que si los linfocitos T de los individuos sanos reaccionaron frente al SARS-CoV-2 ello se debió a que estuvieron expuestos a un virus similar, como puede ser el del resfriado común.

Este estudio lleva cuatro meses realizándose antes de haber publicado en la revista de divulgación científica Nature.

Deja tu comentario sobre ésta noticia
 
WEB INDEPENDIENTE, INFORMATIVA Y PUBLICITARIA. NO TIENE NINGÚN TIPO DE RELACIÓN CON SERVICIOS OFICIALES.