Buscador de centros donde solicitar su cita previa DNI, cita previa ITV, hacienda, pasaporte, etc...
Noticias e información sobre cita previa.
Publicidad
Teléfono de información 11899
Teléfono de información telefónica 11899, disponible las 24 horas, a través del cual puede obtener toda la información. Servicio operado por agentes especializados desde España, disponible para operadores fijos y móviles. El precio del servicio es de cinco céntimos por segundo, impuestos incluidos. El servicio de información telefónica 11899 se presta por un operador independiente
Teléfono de información telefónica 11899
Llámenos, estamos para atenderle.
Teléfono 11899, a su servicio
Teléfono de información telefónica 11899

Cómo actuar si viene un inspector de hacienda a hacernos una visita sorpresa a la empresa

Cómo actuar si viene un inspector de hacienda a hacernos una visita sorpresa a la empresa

Aunque no es habitual, puede darse el caso que Hacienda envíe a uno de sus inspectores a hacer una visita sorpresa a una empresa, la mayoría de las veces para registrar el domicilio social de la compañía de forma física. Los datos del Ministerio de Hacienda registraron solo en el 2018 un total de 31.095 visitas sorpresas para comprobar que el sector y ámbitos de riesgo fiscal era el declarado por la empresa.

El problema está sobre todo acaeciendo porque dichas visitas suelen darse especialmente en empresas que declaran muy poco en relación al resto de su propio sector y ubicación. Este caso es que muchas empresas han salido en su defensa hasta llegar incluso a presentar una instancia en el Tribunal Supremo, que será el órgano regulador que dictaminará si Hacienda puede o no registrar a estas empresas que ingresan poco

Cómo actuar ante una visita sorpresa de un inspector de Hacienda

Lo primero que se debe hacer es solicitar al inspector la documentación que le acredita y que enumera su rango de actuación en dicha visita. Asimismo, se recomienda telefonear al asesor fiscal de la empresa para ponerle al corriente de dicha visita y que, si puede, que se persone allí para asesorar al empresario en todo momento.

Sea como sea, debe quedar claro que dichas visitas deben guardar la presunción de inocencia por parte del empresario. No deben basarse en sospechas ni creencias personales sobre las que se busca “cazar” al empresario, sino que deben estar fundamentadas por una irregularidad apreciada en determinados movimientos.

Tras identificar al inspector, debemos tener claro que, si permitimos el acceso al funcionario, estamos dándole un consentimiento inherente a que lleve a cabo su inspección pertinente. Por otro lado, podemos rechazar que se produzca dicha visita sorpresa con toda la ley a nuestro favor, haciendo que el funcionario abandone el lugar. No obstante, podrá tomar medidas cautelares para evitar la posible desaparición de pruebas. Como término intermedio, podemos dar paso al inspector a determinadas áreas solo.

Así pues, debe quedar claro para el empresario que es el propio Tribunal Constitucional el que ha reconocido la inviolabilidad del domicilio social de toda empresa, por lo que cualquier entrada no consentido por su titular, requerirá de una autorización judicial. Como excepción a esta norma, hay que saber que no todo el espacio se estima como domicilio protegido sobre el que aplicar esa ley. La definición exacta de cuáles son esos lugares íntimos de la empresa es los lugares donde la persona jurídica desarrolla la dirección de su negocio y donde almacena los documentos de la sociedad.

A términos prácticos, esto hace referencia a los despachos personales, pero no a las zonas donde el público puede acceder, pues en estas zonas de libre acceso el funcionario no solo podrá entrar, sino que negarse incurriría en una cuantiosa multa para el empresario. Y hay que tener presente que todos los datos que el inspector tome de esas zonas, serán de válida aplicación en su informe.

Se recomienda también que se lea de forma detenida la autorización judicial que trae el inspector, pues debe quedar muy claro cuál es la identidad del funcionario, los datos del local que se está inspeccionando, y la hora y el día en el que se realiza la visita. Es decir, no puede ser una autorización genérica o genérica.

Consulta y registro de los ordenadores

Entre las acciones que puede llevar a cabo un inspector de Hacienda, como entrevistar a los empleados, ejecutar determinadas mediciones, sacar fotografías, o incluso incautar documentos, está también la de analizar los equipos informáticos implantados para la gestión del negocio.

Eso sí, la acción que lleven a cabo en los ordenadores debe ser proporcional y que no perjudique a la actividad ordinaria de la empresa. Es por ello que se exija al inspector que refleje en la diligencia todas las actuaciones que lleve a cabo en los equipos informáticos, un documento muy valioso e imprescindible por si se quiere impugnar la vista, ya que si existe alguna vulneración ocasionada por la obtención de pruebas que no se detallaron en el informe, serán dadas como ilícitas.

Deja tu comentario sobre éste articulo
 
WEB INDEPENDIENTE, INFORMATIVA Y PUBLICITARIA. NO TIENE NINGÚN TIPO DE RELACIÓN CON SERVICIOS OFICIALES.